Hijos queridos

25 de octubre
Lunes XXX

Ef 4, 32-5, 8 Sed imitadores de Dios, como hijos queridos

Imitarte, seguirte, dejar que nos modeles a tu semejanza, como hijos queridos. No como siervos, ni tan siquiera como amigos, sino como hijos. Recibiendo de ti la dignidad de hijos, la herencia de tu amor y de tu misericordia, el ADN de la entrega vital.  Recordar la filiación, esta mañana, y vivir el día de hoy insertos en Cristo, tu hijo amado, tu predilecto.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Hijos queridos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *