Hijos de Dios

3 de enero
Tiempo de Navidad

I Jn 2, 29-3,6 Ahora somos hijos de Dios, a aún no se ha manifestado lo que seremos

Tú te has manifestado Hijo, amor infinito del Padre por la humanidad, Palabra eterna pronunciada en la noche oscura, y silenciosa, de Belén. Luz que ilumina a todo hombre. Resplandor del Padre. Gloria que ha puesto su morada entre nosotros y nos ha acercado al ser de Dios. Al que podemos adorar, en comunión de amor. Ahora me haces hijo, y apenas alcanzo a imaginar, atisbo que me estremece, una eternidad dichosa junto a ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Hijos de Dios”

  1. Saber que soy Tú hija, me da valor, fortaleza, para seguir en tus Caminos.
    Sé que ellos siempre son justos y verdaderos.
    ¡¡Gracias por acercarnos al Padre!!

  2. Para tratar de entender el amor de Dios a la humanidad hay que sumergirse en la sublime entrega de su amado Hijo a los hombres. Sólo el Amor Absoluto puede realizar tal donación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *