Hijo querido

31 de enero
Martes IV

II Samuel 18, 9-10.24-25…. ¡Hijo mío Absalón, hijo mío! ¡Hijo mío Absalón!

El llanto del rey, tu llanto, Señor, por la humanidad que muere en el desamor, en el olvido de ti. ¡Ojala hubiese muerto yo en vez de él!, exclama David, y es lo que tú haces en la cruz, morir por nosotros, para que la muerte no tenga dominio sobre nosotros. Hermosísima escena de amor paterno filial , de tu amor hacia nosotros. Gracias.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Hijo querido”

  1. Como hijos ingratos sedientos de tocar tu manto y sentir tu fuerza nos acercamos a ti, a escondidas y en silencio, con la esperanza de renacer de nuevo a la vida que no acaba.

  2. Es conmovedor éste relato bíblico.
    Me hace pensar en tantos seres que sufren por nuestra desidia,
    por nuestra falta de misericordia.
    ¡Jesús se compadeció de todos nosotros!
    Ayúdame a tener un corazón abierto a mis hermanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *