Hijo mío

24 de septiembre
Lunes XXV

Proverbios 3, 27-34 Hijo mío…

Quiero escuchar esta lectura pronunciada por tu boca de Padre, boca llena de atención y de misericordia, boca entrañable y querida, boca que alienta mi vida. Quiero escuchar estos proverbios pronunciados por tu boca, Señor, sabiendo que me transmiten sabiduría, que buscan mi bien, que me hacen más hijo en el Hijo primogénito .Dispón mi corazón para acoger tus consejos: no niegues un favor a quien lo necesita, no trames daños contra tu prójimo, no pleitees con nadie sin motivo, no envidies al violento ni sigas su camino… Proverbios para rumiar el día de hoy. Gracias.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Hijo mío”

  1. Hoy necesitaba oir que me llamaran: “Hijo mío…”.
    Saber que Dios me llama, saber que es mi Padre, que me quiere y me cuida, que me escucha y me acompaña.
    Hoy escucho estos proverbios y los rumio. Hoy no estoy sola. Hoy dormiré tranquila. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *