Hijo de la luz

5 de septiembre
Martes XXII

I Tes 5, 1-6.9-11 Sois hijos de la luz

Revestido de tu luz, de tu claridad, llamado a compartir esta luz para que alumbre a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, en tantas oscuridades, tú mi luz, tú mi salvación, tú la defensa de mi vida. La luz qu eme ofreces en tu casa, en la que quiero habitar por los días de mi vida. la luz que pones en mi cuerpo, tu casa, donde habitas para hacerme partícipe de tu gloria bendita. Gozo de tu dulzura, a tu sabor reposo. Me haces gozar de tu dicha en el país de mi vida.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Hijo de la luz”

  1. Señor,tu ers mi luz y mi salvación.¿Por que tengo miedo.? Ayúdame Señor mío a confiar en ti y ver las cosas como tu las ves.”solo Dios basta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *