Guerra civil

28 febrero
Jueves III Cuaresma

Lc 11, 14-23 Todo reino que está en guerra civil va a la ruina

Malas son las guerras, aborrecibles. Peor las guerras fratricidas. Muchas de ellas sin necesidad de armas. Guerras de palabras, de silencios malentendidos, guerras de dimes y diretes, guerras de oposiciones encontradas, que decimos irreconciliables. Guerras que llevan a la división. ¿Por qué no el diálogo, el tratar de ver en el otro algo de verdad distinta a la mía? ¿Por qué no tender una mano, acercarme, conciliar posturas? Si puedo elegir, y puedo, no quiero optar por la guerra civil. Ni por la división en la Iglesia.
Rezamos y nos solidarizamos con los habitantes de Eritrea

Otsailak 28

Garizumako Hirugarren asteko osteguna

Lk. 11,14-23 Bere baitan zatiturik dagoen erreinua errauts bihurtuko da
 

Gerrak txarrak dira, nazkagarriak. Txarragoek oraindik senideen artekoak. Badira arma gabeko gerrak. Hitzezko gerrak, aditu ezinezko isiltasunezko gerrak, esamesa gerrak, kontrakotasun gerrak, etsai amorratuen gerrak, zatiketaren gerrak…bakera iritsiko ez direnak. Zergatik ez elkarrizketa, zergatik ez ikusi etsaiengan egiaren izpi bat, nahiz eta neuretik desberdina izan? Zergatik ez eskua luzatu, elkar hurbildu, joerak adostu? Aukeratu badezaket, eta dezaket, ez dut gerra zibila aukeratuko. Ez eta Elizaren zatitzarena ere.

Eritreako biztanleen alde otoitz egiten dugu, eta beraiekin solidarizatzen gara.

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Guerra civil”

  1. Guerra en la que quedamos atrapados día a día, cuando se nos olvida que Dios está allí. Situaciones que vivimos en nustra casa, nuestra comunidad, nuestro país…no hemos aprendido aún que somos hermanos, hijos del mismo padre y que el daño que le hago al otro mas tarde o mastemprano me lo hago a mi mismo y a mis seres amados…Mi paísquiere, mi país anhela despertar dela guerra que nos han hecho creer es nuestra, una guerra entre nosotros mismos, seres nacidos de la misma tierra, que compartimos una historia, una cultura…Se nos ha olvidado de a poquito, lo maravilloso de ser lo que somos en realidad, Venezolanos, gente amable, trabajadora, solidaria, siempre dispuesta a dar la mano, a ofrecer un plato de comida al hambriento y un vaso de agua al sediento, gente dispuesta a ser gente…humanos y divinos…Señor,hoy te pido por la gente de mi país, porque consigamos nuevamente el sendero que nos conduce a ser verdadera imagen de ti…que no nos dejemos avasallar por las guerras que comienzan, que se gestan desde nuestro interior…Acompáñenme en esta oración…Gracias

  2. Leyendo este comentario, me uno a esta oración.
    Olimar, siéntete acompañado por los que leemos hoy tus palabras y compartimos vuestra fe.
    Os queremos.

  3. Gracias Nano, Gracias Isabel y a todos los que compartimos la fe y la oración…se siente muy bien el apoyo…Gracias y Dios les Bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *