Grano de mostaza

26 de octubre
Martes XXX

Lc 13, 18-21 El reino de Dios se parece a un grano de mostaza

En Belén, hace unos años, compré un frasquito con granos de mostaza. Granos de mostaza que has ido sembrando en mi vida, a lo largo de tantos años. Granos de mostaza de tu amor, te tu misericordia, de tu presencia fiel, de tus llamadas, de tus regalos inesperados, de tu ternura, de tus abrazos, de tus miradas. Granos de mostaza que he recibido, en tu nombre, de los demás. Sembrados en el huerto de tu gracia. Manifiestan tu reino en mi vida. Gracias.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

4 opiniones en “Grano de mostaza”

  1. Señor,tengo ese grano de mostaza sembrado en mi corazón desde mi bautismo.
    Cuando fui consciente de él, comencé a regarlo, pero sé que muchas veces lo he descuidado.
    Quiero que con el paso de los días crezca y dé hojas, que puedan ayudar a otros a verte en la paz de la naturaleza. Dame Señor, fortaleza y paz interior.
    Gracias Luis , me ha encantado tu compra, y los frutos que te ha dado.Josefa

  2. Hace años un marianista me regaló un grano de mostaza, no sé donde está, quizas en un rincón olvidado de mi casa o tal vez ya no exista, pero hoy mi corazón esta desesperanzado, es horrible como el ser humano trata a sus semejantes, como explotan a los más humildes, ayer en una entrevista en CNN un fotógrafo relató graficamente la odisea que pasan los seres humanos de centroamérica para hacer “el camino” como le llaman, e intentar llegar a USA, atravesando Méjico de sur a norte, en los tejados de un tren que no es de viajeros, en manos de las mafias y de la muerte en muchos casos,no quiero extenderme mas, mi oración es por ese sacerdote que en el medio del camino, compró un terreno, edificó con la ayuda de los “peregrinos” un albergue, y está continuamente amenazado de muerte.Que pequeño es el grano, pero que grande es su fé.Espero que pronto yo encuentre mi grano perdido.

  3. esta mañana en la Homilía el Padre nos narró una bella historia: en Bogotá una hija de la caridad (o vicentina) le insistía al padre que fuera a Ciudad Bolívar (un lugar muy muy pobre de la periferia de Bogotá), esta hermanita era como la viuda de Lucas 18 perseveraba y el padre no quería ir por allí por sus multiples ocupaciones sin embargo ante la insistencia de la hermanita un día asistió y fue al lugar lejano en la montaña donde ya no había más casas allí sino sólo montañas,, en fin allí se encontró con la mujer que lo quería ver, ella no dijo nada él no dijo nada, después de minutos que parecieron interminables ella soltó unas pocas palabras , él también, luego se despidieron… con el pasar del tiempo la hermanita regreso donde el padrecito a decirle lo agradecida que estaba esa mujer pobrísima por visitarla y animarla cuando el pensaba que no había hecho nada, así es el granito de mostaza.. aunque pequeño casi invisible Dios lo hace germinar en el corazón, para que crezca el reino.

  4. Me siento afortunada porque creo que he notado los granos de mostaza de la buena gente que me rodea y que me quiere….. ojala yo sea capaz de sacar provecho del grano de mostaza que recibi en mi bautismo y sirva de abono para los demas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *