Gracia IV

23 de octubre
Miércoles XXIX

Lc 12, 39-48 Al que mucho se le dio mucho se le exigirá

Conciencia de que recibo mucho de ti, Señor, es evidente. Dulce tensión la que me lleva a desear que me exijas el fruto de tanto don; suavidad en el compromiso al saber que de ti procede todo, que es tu propia gracia la que me hace abrirme a al tesoro que recibo de ti, al derroche que tienes conmigo. Solo me pides abrirme, disponibilidad, aceptación. Ayúdame a decirte Fiat, como María.

1023

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

4 opiniones en “Gracia IV”

  1. ¡Señor ayúdame a saber corresponder, a todo lo recibido de Tú divina gracia!
    Has que tú Espíritu, me haga ver lo que debo realizar en mi día a día. Yo quiero corresponder.

  2. Ayúdame a saborear la dulce exigencia que surge en mí, al descubrir la gratuidad de Tu amor sin límites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *