Gloria de Dios

15 de febrero
VI Domingo

I Cor 10,31-11,1 Hacedlo todo para gloria de Dios

Tú el todo que me mueve a todo, el todo momento, desde que me levanto hasta que me acuesto. En mi sueño estás tú, velando medito en ti, Señor, porque eres el inicio y el fin de mi ser. Te pido que me ayudes a hacerlo todo para tu gloria, que viva tan unido a ti que me piense sino en tu ser, y tu ser sea el que mueva mi pensar, mi voluntad, mi actuar, mi afecto…Puesto el afecto en ti, porque me amas, hazme instrumento de tu voluntad, de tu pasar haciendo el bien.

02.15

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *