Festín suculento

5 de diciembre
Miércoles I de adviento

Is 25, 6-10 Un festín de manjares suculentos

Es lo que preparas para mí, para tu elegido. Un festín de manjares suculentos, un festín de vino de solera. Manjares enjundiosos, vinos generosos. Y tu abundancia me emborracha, me sacia, colma mis anhelos. Tu generosidad abisma mi corazón en los horizontes infinitos de tu amor. Me trastornas, me consumes, me derrotas, me aligeras de mi mismo. Aquí está nuestro Dios. Celebremos y gocemos con su salvación. ¡Ven. Señor Jesús!

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Festín suculento”

  1. Estás siempre pendiente de tus hijos Señor.
    Creas y preparas para todos lo mejor, no escatimas dicha para los que te aman.
    Con mi deseo de gozar de la dicha Eterna.¡¡Ven Señor Jesús!!

  2. Estar sentada en tu mesa, Señor, es saborear un festín de manjares suculentos. Tu Palabra… el mejor manjar para caminar, el alimento del alma. Tu Palabra… el festín al que me acerco para alimentarme y tomar fuerzas para seguir.
    Disfrutar de ese festín, paladear ese manjar, eso te pido hoy, Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *