Fe y obras

16 de septiembre
XXIV Domingo

Santiago 2, 14-18 ¿De qué le sirve a uno decir que tiene fe si no tiene obras?

La fe, Señor, es el don que nos haces de amarte y amar a los demás cómo tú nos has amado: dando la vida con abundancia. Dar la vida cada día, con pequeños y grandes gestos que nos hagan olvidarnos de nosotros mismos para, desde Ti, entregarnos por la salvación de los hombres y mujeres. Próximos a comenzar el año de la fe, no olvidemos que una fe sin obras, ¿de qué nos sirve?

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Fe y obras”

  1. Qué importante es en la vida de un cristiano la fe, pero vivida con obras, enriquecida con los sacramentos.
    Para mi sin la fe, no sabría superas muchos escoyos. Siempre le doy gracias a Dios, por el regalo de la fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *