Fardos

 17 de enero
Martes II

Mc 2, 2-28 El  sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado

Perdona, Señor, los fardos pesados que ponemos sobre tantos hombres y mujeres a través de normativas que asfixian, que cierran el corazón, que son como pesadas cadenas que impiden acudir con libertad a la dicha de tu amor, a la voz cálida que llama para proclamar un año de gracia y de perdón. Perdona, Señor, a tantos hombres y mujeres tuyos que embrutecidos por la ley no saben dar una palabra de aliento ni de consuelo.

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Fardos”

  1. Creo Señor, que el Amor y cubrir las necesidades de nuestros hermanos, están por encima de toda ley.
    Muchas veces me pregunto y me preguntan si puede comulgar, la causa es que ¡¡No pudieron ir a Misa el domingo!! Yo les digo que si lo deseaban el encuentro con el Señor, la respuesta es siempre afirmativa, los invito a participar plenamente de Banquete. Creo mucho más en la misericordia de Jesús, que en los escoyos que nos ponemos en el camino.

  2. ¿Vienes en son de paz?. Cuántas veces hacemos esta pregunta y cuantas más nos encontramos de bruces con la indiferencia, la desconfianza, la ira. Topamos con normas absurdas que entorpecen la convivencia y ocultan la vida destruyendo a todo aquel que no está dispuesto a plegarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *