Exodo VI

27 de julio
Miércoles XVII

Ex 34, 29-35 Tenia radiante la piel de la cara, de haber hablado con el Señor

Resplandecer con la luz de tu mirada. Ser luz en tu luz. Sin saberlo. Sin considerarlo. Como el niño, que juega sin saber que juega. Así Moisés baja de estar contigo sin ser consciente de que tenía resplandeciente la piel, de haber hablado contigo, Señor. Gracias por los moiseses que pones en mi vida, y que me hablan de tu luz y tu verdad.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Exodo VI”

  1. Verme en tu luz, ver tu resplandor en los demás como rayo que ilumina nuestro caminar, luz presente en las tinieblas, luz que transfigura y nos hace renacer de nuevo. Luciérnagas de amor.

  2. Te buzco,intento encontrarte en mi vida, deseo que hagas morada en mi. No pretendo nada extraordinario, solo saber que Tú eres mi Luz.

  3. Necesito tener el corazon y los ojos abiertos para ver la luz que entra por los pequeños huecos de mi vida y quiero ser espejo para poder reflejarlo en los demas y que sobre todo me ilumine y me guie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *