Exodo IV

21 de julio
Jueves XVI

Ex 19, 1-2.9-11.16-20 El Señor bajó al monte Sinaí, a la cumbre del monte, y llamó a Moisés a la cima de la montaña.

Siempre apareces, Señor. Muchas veces en la cumbre de la montaña. Para ir allí me llamas. Allí te manifiestas, muestras tu palabra y tu rostro. Allí caigo admirado y te adoro. La cumbre de la montaña, en lo alto y en lo bajo, en la cordillera y en medio de las plazas, en la soledad y en la multitud. Allí me llamas. Allí te adoro.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Exodo IV”

  1. Gracias Señor, por hacerte presente en mi vida, en todo los momentos y lugares.
    Tú presencia no pasa desapercibida por mi, sé que cuando me sucede, cuanto bello veo, cuando los hermanos me necesitas , allí estás Tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *