Evangelista

27 de diciembre
San Juan, apóstol y evangelista

I Jn 1, 1-4 Lo que contemplamos

Préstame tu voz, silenciosa y solitaria, para contar sus maravillas.

Señor, permite que abramos nuestro ojo interior y recordemos el día en que soplaste la vida en nosotros, que nuestros oídos te oigan y nuestros ojos te vean en los demás. Porque contemplé tu luz en el desierto y me cegó tu luz en las alturas. Desde entonces me das un león para sentarme a su lado, una serpiente para acariciar sus curvas y un oso para atravesar el campo, y siento tu aliento guardando el mío.

12.27

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Evangelista”

  1. ¡¡Gracias por la meditación!!
    Le pido a Jesús fidelidad, amor y entrega en mi vida.
    Que nunca me extravíe de su Luz, y que sepa ser portadora de su palabra.

  2. Las montañas gritaban ¡aquí estoy!
    y el cielo era tierra
    y la tierra saltaba de alegría

    En el silencio, en soledad compartida
    ante el dueño de todo
    se estremecía la vida

  3. Viviendo la Navidad. Descubriendo a un niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre. Cuidando y acariciando a un niño recién nacido que necesita de nosotros. Contemplando a un niño que es Dios hecho hombre. Adorando a Dios que ha venido a nuestros corazones. Haciendo vida en nosotros el amor inmenso del Padre. Mirando a nuestro hermano pobre, hambriento, al que está solo, al que llora y pasa frío, al que está fuera de su tierra… Ahí está Dios. Eso es Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *