Estupor

19 de abril
Viernes III de Pascua

Hech 9, 1-20 Sus compañeros de viaje se quedaron mudos de estupor

Cuando tú apareces, Señor, dejas ciegos y mudos del estupor a los que contemplan la claridad de tu presencia, el silencioso estruendo de tu palabra, tu manifestación gloriosa en lo más sencillo, en lo más habitual, en lo que no tiene ningún resplendor sino el resplendor de las galaxias, del cosmos, desde toda la eternidad. Transformas todo y todo queda igual mientras todo varía. De ahí el estupor, la ceguera, la mudez, de quien no acierta a saber lo que ya sabe. En la conversión de Pablo nos llamas a todos a la conversión.

04.19

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Estupor”

  1. Por mucho que me empeñe, tengo que reconocer y decir que no hay quién no te responda con generosidad y entrega, cuando Tú te haces presente, dejando clara tu voluntad.
    Para mi es necesario estar muy atenta a lo que me pides y serte fiel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *