Estéril

27 de junio
Miércoles XII semana

Gn 15, 1-12 ¿De qué me sirven tus dones si soy estéril?

Es la pregunta que a veces te dirijo, como un reproche, cuando tengo la sensación de esterilidad, cuando me encuentro seco y poco creativo, cuando me veo infecundo. Y me revuelvo, ¿por qué contra ti y no contra mi mismo?, y me cierro a tu don, que es lo único que me puede salvar, que me puede volver a hacer fecundo en ti. Para los demás. Olvida mis preguntas y dame tus dones.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Estéril”

  1. La esterilidad en que a veces nos encontramos nos hace sentir vacío.
    Me quedo hoy con tu frase, Nano, para la oración del día: Tú don es lo único que me puede salvar, lo único que me puede volver a ser fecundo en ti para los demás.
    Rezo para no ser estéril, rezo para que mi corazón sea fecundo para los que me rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *