Está cerca

9 de julio
Jueves XIV

Mt 10, 7-15 Id y proclamad que el Reino de Dios está cerca

Esta semana, Señor, me haces consciente de la vocación misionera que me regalas. Me das tu Gracia, estás conmigo, me mandas a la muchedumbre, me llamas a curar las enfermedades y dolencias, como tú curas las mías, y hoy me envías, de nuevo, a proclamar que está tu Reino cerca, entre nosotros, que ya está aquí. Y tanto que me das gratis me invitas a darlo gratis. Por la fuerza de tu Gracia.

0709

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Está cerca”

  1. Cierto es que lo que se nos ha dado gratis deberíamos devolverlo gratis a nuestro projimo, pero que egoistas nos volvemos y que poco nos importa a veces nuestro hermano que sufre y que carece de aquello que se ha derramado en abundancia sobre nosotros. Señor te pido que no me enroque en mis posiciones, que sepa apreciar tus gracias y emplearlas como el buen criado que duplicó los talentos que tu le diste, que huya de lo facil y que con Tu ayuda me crezca en la dificultad para de esta forma y dentro de lo poco que soy, poder compartir lo que Tu me has dado. Sin Ti Señor nada somos. En Ti la plenitud. Gracias Señor por todo lo que hemos recibido.

  2. Hoy también me siento llamada, siento que me necesitas, Señor, para contar a los demás lo que me has enseñado a mí, para compartir con los demás lo que me haces vivir, para dar gratis lo que de ti he recibido gratis
    Hoy tambien te pido ayuda, Señor, para ir, para proclamar tu reino, para curar, para limpiar, para sonreir, para escuchar, para compartir, para alargar mi mano. Y para eso tengo que ir ligera de equipaje, no llevar peso, que nada me haga paralizarme en el camino y retrasar mi viaje porque para proclamar tu reino no te necesito nada más que a ti porque tú me has llamado para trabajar en tu mies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *