Espectáculo admirable

18 de julio
Miércoles XV semana

Ex 3, 1-6.9-12 Voy a acercarme  a mirar este espectáculo admirable

Acercarme a contemplar las maravillas que, sin que tantas veces me de cuenta, estás obrando en mi vida, en la vida de los que me rodean, en la historia actual de la humanidad. Tener ojos para le milagro cotidiano, que me pasa desapercibido. Moisés tuvo ojos para ver la zara arder, sin consumirse. Se descalzó y adoró tu presencia, tu ser.  Que haga yo lo mismo, cada día.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Espectáculo admirable”

  1. Los milagros cotidisnos… ¡Qué razón tienes! ¡Cuántas veces se nos escapa entre los dedos la cotidianeidad esperando “el gran milagro”!

    Dios me sale al paso cada día de innumerables maneras. ¡Y cuántas veces yo sigo indiferente!

    Gracias por la reflexión.

    Un abrazo fraterno

  2. Es verdad que pasan a nuestro lado los milagros más maravillosos sin que nos paremos a contemplarlos.
    Hay que pararse solo un momento para mirar alrededor y ver cada segundo las maravillas que obra Dios en nuestra vida.
    Amanecer cada mañana, abrir los ojos y poder ver, empezar a caminar, estrechar una mano, mirar al amigo, al compañero, al que está a nuestro lado, y salir afuera, y abrir tu casa, y abrirte tú mismo, y mirar alrededor, y ver, y observar, y contemplar. Y después, como hizo Moisés, delcalzarnos y adorar su presencia cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *