Escuchad…

27 de enero
Miércoles III

Mc 4, 1-20 Escuchad…

Eso nos pides, Señor: escucha. Una escucha activa, atenta, paciente; una escucha que se deja interpelar por la Palabra que acoge; una escucha que trata de hacer vida la vida que recibe a través de Tu Palabra; una escucha que silenciosa, una escucha con el corazón, con la mente, con todo el ser. Escucharte, Señor, pues solo tú tienes Palabra de vida eterna.

01.27

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Escuchad…”

  1. Quiero agradecete Luis esta meditación.
    Reconozco que es difícil una escucha profunda, detenida y llevada a la vida de la Palabra. Hay muchas cosas que nos distren de lo fundamental. Estoy necesitada de ella..
    Una cosa es conocer y otra es vivir la Palabra, en todas las circunstancias de nuestra vida.

    ¡¡Ayúdame Señor a vivir la Palabra en lo profundo de mi corazón!!

    Un saludo josefa

  2. Quiero escucharte Señor en lo cotifiano, enmedio de las cosas m´´as simples del d´´ia, escucharte sencillamente, humildemente, como esta joven de la pintura, escucharte con los ojos limpios, con un coraz´´on nuevo que sonrie en la certeza de tu smor infinito. Enseñame Señor a escucharte as´´i.

  3. ¿Cómo y donde aprender a escuchar al Señor, desde el silencio interior?
    Gracias padre, y que el Señor siga colmándole de sus dones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *