Epifanía I

2 de enero
II domingo después de Navidad
Jn 1, 1-18 En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres

Palabra, luz, vida: se hacen carne ofrecida en ti. A lo largo de esta Navidad nos acercamos a tu Palabra, y enmudecen nuestros silencios para pronunciarte; recibimos tu luz y nuestras tinieblas se vuelven resplandores al contemplar el resplandor de tu gloria; acogemos tu vida y nuestra vida vive en plenitud. Gracias, Señor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Epifanía I”

  1. Señor,quiero que seas el centro de mi vida,te pido que me hagas coherente y humilde como Juan el Bautista,siempre pendiente de Tí.
    Tú que eres el Señor de la vida enseñame a con mi vida dar testimonio de Tí.Amen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *