Entrada IV

21 de diciembre

Lc 1, 39-45 Unos días después María se puso en camino

Caminos de tierra, senderos de vida y de servicio. Pongo los pies en la tierra por la que tú caminaste, ya en el seno de tu madre. Los pies en la tierra donde naciste, donde fue clavada tu cruz. Los pies en la realidad terrena e histórica que me toca vivir. Dame ojos de fe para contemplarla con tu mirada.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Entrada IV”

  1. María, siempre solícita a servir, a estar atenta a las necesidades de sus hijos.
    Hoy te quiero agradecer la prontitud con la que me ayudas, aunque sean momentos duros.
    ¡¡Gracias Madre, por traernos al Mesías, y enseñarme que debo estar siempre en camino!!

  2. Ponernos en camino, salir corriendo, no tener pereza para ayudar, compartir y acompañar. María llevaba con ella a Jesús, Él la daba fuerzas para seguir, ánimo para afrontar problemas e ilusiones para ayudar a los necesitados.
    Y su prima Isabel la recibe con un saludo y la llama “dichosa”, dichosa porque ha creido y lo que ha dicho el Señor se cumplirá.
    Palabras de esperanza y de confianza. Seremos dichosos si nos ponemos en brazos de María, ella nos enseñará a ponernos en camino y a caminar.
    María Madre del Adviento ruega por nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *