Enemigos

13 de junio
Lunes XI

Mt 5, 38-42 Yo en cambio os digo, no hagáis frente a quien os agravia

Tú nos traes un nuevo modo de comprender el ser y sus relaciones. La mansedumbre, el triunfo de la no violencia, de la paz. No responder a lo injusto, a lo que uno no comprende, a la ofensa, a la calumnia, al insulto, al rechazo, al menosprecio, ni con palabras, ni con resquemor del corazón, ni guardando inquina en lo profundo del ser.  Ser el niño que juega, sin saberlo, al amor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Enemigos”

  1. Respetado hermano Nano, gracias por permitirme dar mi comentario respecto a esta lectura o pasaje bíblico. Sabe, que donde yo trabajo la gente es muy conflictiva y abusiva, tal es así que he terminado yendo al psiquiatra, hasta hoy sigo tomando pastillas para la depresión, me bajaron la autoestima se burlaban de mí y los otros les celebraban ello.No creo poder cumplir lo que Ud. dice: No responder a lo injusto,a la ofensa, a la calumnia, al insulto, al rechazo, al menosprecio, ni con palabras, ni con resquemor del corazón, ni guardando inquina en lo profundo del ser.Ellos no tienen porque actuar así con los demás, solo porque soy tímida y me bloqueo cuando empiezan a atacarme y no sé que contestar. Atte
    Maria.

  2. Aún sabiendo que no es fácil lo que nos pides, lo intento.
    Sé que si soy violenta,dejo de ser cristiana, aunque en mi interior me revelo ante algunas situaciones injustas, las pongo en tus manos,pero también las expreso públicamente, con respeto y claridad.
    Estoy segura que no tengo que devolver el mal,pero poner los medios para evitarlos si. El que daña a sus semejantes no te conoce, porque nosotros somo hijos del Amor. Dame templanza Señor,paz y mucha cordura. para hacer realidad en mi tú Palabra.

  3. Alguien me dijo una vez que no hay mayor desprecio que el no hacer aprecio…. eso es una gran verdad pero que dificil es seguir ese consejo.
    Pero para eso hay que sentirse muy bien contigo mismo.
    y eso es un proceso lento y doloroso,pero espero conseguirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *