Encontrar y perder

12 de julio
Lunes XV

Mt 10, 34 ss El que encuentre su vida la perderá…

Y el que pierda su vida por mi la encontrará. Rumiar esta frase, Señor, llena de paradojas. Ponerse delante de ti, en la cruz, y pronunciarla. Contemplar tu figura resucitada, y dejar que vaya calando en mi corazón. Dejarme mirar por ti, dejar que pronuncies mi ser, diciendo: “el que encuentre su vida, la perderá y el que `pierda su vida por mi la encontrará”

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Encontrar y perder”

  1. La meditación de hoy,me hace pensar que yo tengo que corresponder con los carismas que Dios me ha dado a que su Reino llegue a más personas.Que tengo que dar parte de mí todos los dias en favor de mi projimo,porque si no lo hago así,no tengo derecho a llamar a Dios “Papi” ni de hablar con Jesús como le hablo,y tampoco tendria derecho de llamar a Maria “mamá”.
    Cuando por la noche hago el exámen de conciencia…hay noches que me siento satisfecha,pero otras noches no,y entonces siempre vienen a mi mente las palabras de “se os juzgará por el amor”y me duermo con mala conciencia…
    Para mí ser cristiana es un gran reto,porque quiero ser coherente y digna de poder llevar al Señor a mucha gente y enseñar catecismo a otra mucha gente y esto es algo que me obliga a procurar ser cada dia mejor persona,y la verdad es que a veces es dificil.

  2. Tus palabras Señor son claras. No hay que darle vueltas, debemos ponerte siempre en el lugar preferente, si vivimos siempre teniéndote en nuestro corazón, eres siempre el Centro de el. Sabemos que la vida la tenemos que vivir renunciando a muchas cosas que no dan la felicidad, nada ni nadie la llena en plenitud como Tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *