Encarnado

27 de enero
Lunes III

II Sam 5, 1-7 Hueso tuyo y carne tuya somos

Encarnado nos has hecho participar en tu carne. Carne soy. Aletea tu espíritu sobre mis huesos y me hacen revivir. Transformas mi corazón de piedra en corazón de carne. Me haces vivir en tu carne, en tu sangre, río de paz, remanso de dicha, placer silencioso y sin dicha que con su rumor descuaja los cedros y derriba las montañas. En ti soy lo que soy, amado amante.

01.27

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Encarnado”

  1. No luches contra ti mismo pues aumentarás el fuego, entrega tu alma y deja que él apague el incendio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *