Engaño

7 de julio
Sábado XIII semana
Gn 27, 1-5.15-29 ¿Eres tú mi hijo Esaú? Respondió Jacob: Si, lo soy

Jacob engaña a su padre, suplanta a su hermano, poniéndose la piel de un cabrito. Su padre, ciego, palpa sus brazos y los encuentra peludos, como los de Esaú. Y por eso le bendice y le concede la primogenitura.
Esta historia, y tantas otras de la Biblia, me hablan de la condición humana, tan tejida de debilidades, de miseria, de engaños. Dios se sirve de ella, de ti y de mi, para escribir su historia de salvación. Dejemos que actúe. Y que nos transforme.

 

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *