En tu silencio

2 de enero
Tiempo de Navidad

I Jn 2, 22-28 Vosotros permaneceréis en el Hijo

Me sumerjo en tu silencio, en la noche de tu manifestación hecho carne en Belén, en la paz y la serenidad de las estrellas y en el revolotear de mis fantasmas, en tu pesebre y en tu cruz, para adorarte, para abrazarte, para que me hagas permanecer a ti y en tu silencio, por toda la eternidad. Te entrego una vez más, mi corazón, mi afecto, mi inteligencia, todo mi ser. Tómalo tú, Señor, como tengas menester. Dadme vuestro amor y gracia, que ellas me bastan.

01.02

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *