En silencio

16 de marzo
Sábado IV de cuaresma

Is 11, 18-20 Y comprendí

Hasta de noche me instruyes internamente, en el sueño me das la comprensión profunda del ser y la nada, de la plenitud y el vacío donde mi vida adquiere consistencia liviana en Ti. Crezco y comprendo, disminuyo y me estrello ante el misterio. Tú, Dios, el más grande y el más pequeño; Tú, que creas el universo, cordero manso llevado al matadero, árbol talado en su lozanía. Tanta grandeza para tan poca entendederas. Solo tú abres mi mente, mis entrañas, mi corazón, y haces que comprenda lo incomprensible, deslizándome hacia Ti.

Déjame en silencio.


03.16

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “En silencio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *