En la barca

5 de abril
Sábado II de Pascua

Jn 6, 16-21 El lago se iba encrespando

Es de noche cerrada. Falta de claridad, falta de luz, oscuridad, densidad de las tinieblas. Una situación totalmente distinta a la de la Pascua. Sopla un viento fuerte, que no es el viento del Espíritu, sino el viento de la tribulación, en viento de la duda, el viento de la turbulencia, el que todo lo encrespa. Miedo sin ti, Señor, y miedo cuando apareces y , penando que eres un fantasma, no te reconocemos. Déjanos escuchar tu Palabra, “Soy yo, no temáis”.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *