En el desierto

7 de julio
Lunes XIV

Os 2, 16.17-18.21-22 La llevaré al desierto

Me llevas a tu desierto, Señor, me cortejas en medio de la nada, desprendida de todo para ti. Me hablas al corazón en el silencio, sin palabras, con una voz de silencio sutil, con tu murmullo que todo lo abarca. En el desierto me seduces, me trastornas, te muestras en la arena, en las estrellas, en un cactus, escucho tus pisadas, tu respiración, me siento atraída, esposa mía, paloma mía, amada mía, ven a mí. Me sedujiste, Señor, y me dejé seducir, me forzaste y me rendiste.

07.07

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *