El refugio

16 de octubre
Viernes XXVIII

Salmo 31 Tu eres mi refugio, me rodeas de cantos de liberación

Pongo mi vida en tus manos a través de las palabras y frases de este salmo, y dejo que vayan desgranando en mi interior actos de abandono y confianza en ti, agradecimiento por tu presencia y tu misericordia:  Tú eres mi refugio, tú perdonaste mi culpa y mi pecado, alegraos, justos, y gozad con el Señor.

10.16

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *