El Pastor bello II

30 de abril
Lunes IV semana de Pascua

Jn 10, 1-10 Yo soy la puerta
Tú eres la puerta del redil, Señor, quien entre por ti se salvara. Tú eres el redil, que nos acoge en la comunidad de tu cuerpo, que es la Iglesia. Tú eres el buen pastor, que nos conduces hacia fuentes tranquilas, que reparas nuestra fuerza. Tú eres puerta, redil, pastor, tú lo eres todo en todos, todo en mí. Tú pastor bello, me permites contemplar tu belleza y morir de amor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “El Pastor bello II”

  1. Me señalas el camino, me nuestras la Puerta, me invitas a entrar y permanecer junto a ti.
    Sé que siempre me cuidas, incluso cuando no puedo seguir avanzando, me reconfortas.
    El tener plena conciencia de ello me llena de gozo y confianza.¡¡Gracias mi buen pastor!!

  2. Puertas inesperadas que se abren dejando entrar un soplo de vida y esperanza cuando todo parece perdido. Luz imprecisa de contorno extraño y volátil, difícil de retener y más aún de olvidar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *