El nombre

10 de abril
Martes octava de pascua

Jn 20, 11-18 ¡María!

Aquí estás, Señor, tan cerca, al alcance de la mano, lleno de vida, resucitado. Sin embargo, tantas veces, tantos días, tantos años, tantas pascuas, aún estando a mi lado, no soy capaz de reconocerte, como María, que “ve a Jesús de pié, pero no sabía que era Jesús”. Verte sin verte.  Saberte sin reconocerte. Necesitado de que me preguntes ¿Por qué lloras? ¿A quién buscas? Deseando que digas mi nombre, para que tu voz conmueva lo profundo de mi ser y pueda exclamar “Maestro”; si, Señor, tú sabes que te amo.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *