El Espíritu

16 de febrero
Domingo VI

I Cor 2, 6-10 El Espíritu lo sondea todo, incluso lo profundo de Dios

Tú me sondeas y me conoces. Tu Espíritu entra hasta el fondo de mi ser, donde me conforma, me conforta, me enriquece. Tu Espíritu, Señor, habita en mí y me hace habitar en ti. Me muestra retazos de tu bien inefable, de tu grandeza, de tu poder, de la majestad de tu gloria, de tu cercanía certera, de tu ser intuido y nunca poseído. Tu Espíritu, Señor, es don de vida y abundancia, por el que me abres por entero a ti. Gracias.

02.16

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “El Espíritu”

  1. El Espíritu, habita en mí ser. Es quien me ayuda a ser coherente, a saber amar como Dios quiere. Me llena de su gracia y conduce mi vida. Sin él iría a la deriva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *