El amigo

24 de mayo
Viernes VII

Ecl 6, 15-17 Al amigo fiel tenlo por amigo, el que lo encuentra encuentra un tesoro

El libro de la sabiduría elogia al amigo. Y pienso en mi amigo, en ti, que estás pensando en mí, y me colmas con el don de tu amor y tu amistad. Un amigo fiel no tiene precio ni se puede pagar su valor; un amigo fiel es un talismán, el que teme a Dios lo alcanza; su camarada será como él. Tú en mi, yo en ti, por los siglos de los siglos. Amén.

05.24

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “El amigo”

  1. Borracha estoy en tu amistad gozosa,
    silenciosa nada que estremece el ser.
    Me estrechas, me acaricias, tú me ahogas
    en tu mar profundo, en ese abismo
    de amor desmesurado, sin cadencia,
    inabarcable por mis sentimientos.
    Mi nada toda en ti, Señor de mi alma.

  2. Por lo siglos de los siglos, amén.
    Amigo fiel, amigo compañero, amigo hermano, amigo que da la mano, amigo que acompaña, amigo que enjuga las lágrimas, que comprende, que conoce, que te sujeta y te apoya, amigo que te escucha y te aconseja, que te espera y te acaricia. Amigo… sin precio, sin esperar nada a cambio. Un tesoro.
    Y pienso en ti, y tú en mí, y pienso en darte las gracias por tu amistad gratuita.
    Señor, mi amigo, gracias por la amistad dada y recibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *