Effeta

9 de septiembre
XXIII Domingo

Mt 7,31-37 Effeta

Effeta. Apártame, Señor, de la gente, ponme a un lado, a tu lado. Méteme, señor, los dedos en los oídos, para que oiga tu palabra. Con tu saliva tócame la lengua, para que mi boca se abra y cante tu alabanza. Effeta, Señor: ábrete. Ábreme. Acerca tu corazón a mi corazón, para que de una vez se abra a Ti, por tu misericordia.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Effeta”

  1. La certeza de que Dios me ama, es cada día más grande.
    Sé que debo tener mi corazón abierto, así seré sanada.
    ¡¡Librarme Señor de todas mis sorderas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *