Dioses falsos

7 de mayo
Lunes V de Pascua

Hech 14, 5-18 Os predicamos el evangelio para que dejéis los dioses falsos

Dioses falsos: ¿cuáles son los míos, Señor? ¿Cuáles son los dioses que me apartan de ti? Escuchar tu evangelio es un criterio de discernimiento para saber dónde me sitúo ante las prioridades de mi vida, qué lugar ocupas tú, qué lugar ocupan otros dioses: el mayor de todos, el propio dios en que me constituyo, porque quiero ser como dios. Y ahí, desde el principio de la humanidad, está la clave de nuestro pecado. Y así nos pasamos la vida, adorando dioses falsos, que no sustentan nuestra vida.

6 opiniones en “Dioses falsos”

  1. Buenos días, querido Nano:

    Una vez más, tu palabra me invita a cantar:

    No adoréis a nadie, a nadie más que a Él,
    no adoréis a nadie, a nadie más que a Él,
    no adoréis a nadie, a nadie más,
    no adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

    Porque sólo Él os puede sostener,
    porque sólo Él os puede sostener,
    no adoréis a nadie, a nadie más,
    no adoréis a nadie, a nadie más,
    no adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

    Gracias, una vez más, por ayudarme a iniciar mi trabajo desde Él.

    Un abrazo.

  2. Que hermoso Nano.
    Justamente estoy preguntando a Jesús Misericordioso, cuáles son los dioses que me alejan de El?. Aguardo su respuesta.
    Blanca

  3. ¡Que bonito poner música a esta canción que escribe Lolita! GRACIAS. Hoy no me la voy a poder quitar de la boca.
    ¿Cuales son los dioses que me apartan de ti?. Solo quiero que mi Dios sea tu Palabra. Solo quiero llevar el Evangelio a todos los acontecimientos de mi vida, encontrar en cada capítulo y versículo que me narra un día de la vida de Jesús, un momento de mi vida. De esa manera solo podré tener un Dios que eres Tú.

  4. El monoteismo, la adoracion de un solo Dios, es una distincion importante de la religios judeo-cristiana. Nosotros como cristianos decimos que solo adoramos a Dios. ?Sera verdad esto? ?Que de los falsos dioses modernos? como: el dinero, la familia, el trabajo. Esas cosas tan lindas y necesarias, si ocupan un lugar primario en nuestras vidas lo estamos convirtiendo en dioses falsos a quienes adoramos.

    Andres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *