Diluvio

15 de febrero
Jueves VI
Gn 9, 1-13 Yo haré un pacto con vosotros: el diluvio no volverá a destruir la tierra

Esta es la promesa que Dios nos hace después del diluvio. Desde entonces, y muy especialmente ahora nosotros, somos los que nos estamos encargando de destruir la tierra, con el calentamiento global, con el uso indiscriminado de la energía, con la contaminación…

Son muchos las voces que se alzan en nuestro mundo contra el abuso de los recursos naturales. Pidámosle a Dios que nos ayude a tomar conciencia de cómo tenemos que cuidar la naturaleza, para que los hijos de nuestros hijos sigan disfrutando de el don que Dios nos ha hecho.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Diluvio”

  1. Cuánto amor nos ha tenido el Padre, y qué sabiduría tan infinita, pues si no nos hace esa promesa, ¿qué sería de este mundo, de nuestro mundo? ¿qué sería de nosotros?
    Cada vez que escucho o recuerdo esas palabras, miro a mi alrededor, y veo el “diluvio” creado por el mismo ser humano, pero siempre encuentro una “ramita verde” de esperanza, de caridad, de amor…plantada por Dios, en tantos corazones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *