Difundir el evangelio

21 de abril
Miércoles III de Pascua

Hech 8, 1- 8 Al ir de un lugar a otro los prófugos iban difundiendo el evangelio

¿Qué hubiera pasado si la iglesia de Jerusalén no hubiera sido violentamente perseguida? ¿Qué hubiera sido si algunos no se hubieran ensañado con la iglesia, matado a Esteban y algunos otros? ¿Qué hubiese sido si no los que luchaban contra la religión no hubieran entrado en las casas y encarcelado a hombre s y mujeres? Que la iglesia se hubiera quedado en Jerusalén, que no hubieran ido de un lugar para otro escapando, que no se hubiera difundido el evangelio.
La sangre de los mártires es semilla de cristianos. También hoy. Gracias, Señor.

04.21

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Difundir el evangelio”

  1. ¿Qué hubiese pasado? Leyendo las escrituras vas comprendiendo que Dios se vale de muchas actitudes incompresibles para realizar su Plan. Muertes incomprensibles, pero fecundas, persecuciones porque escocían los mensajes, al fin de todo el Espíritu va realizando el plan de la salvación. Jesús vino por todo los hombres. ¡¡Qué la valentía y el coraje de nuestros hermanos nos alienten a ser fieles testigos del Reino en estos días!!

    Gracias Luis, por hacernos meditar en los sucesos de la Iglesia naciente.
    Un saludo Josefa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *