Dichosos

3 de febrero
Domingo IV

Mt 5, 1-12 Dichosos…

Dichosos, Señor, nos llamas. Me llamas. Dichoso porque derramas la poesía de la vida en la realidad más real y allí, en lo escondido, me llamas, nos llamas, a vivir en ti y para ti. Dichosos porque en ti somos bendecidos y llamados a ser pobres y poseer el reino, a llorar y ser consolados, a tener hambre y sed de justicia y ser saciados, a ser misericordiosos y alcanzar misericordia. Dichoso, Señor, porque escondes el tesoro en lo más insospechado. Dichoso…

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Dichosos”

  1. Solo con oir el Evangelio de hoy ya somos dichosos.
    Dichosos porque pones a nuestro alcance toda tu maravilla y nos das tu misericordia, tu justicia, tu amor y conviertes nuestra pobreza, nuestro llanto, nuestro sufrimiento, nuestra hambre y nuestra sed en bienaventuranzas, en dicha, en alegría, porque con todo ello nos das tu Reino.
    Soy dichosa Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *