Dichoso II

6 de octubre
San Bruno
Salmo 1 Dichoso el hombre

En nuestra sociedad, Señor, la causa de la dicha, tan efímera, está puesta en lo que hoy es y mañana no: dinero, poder, prestigio, belleza, viajes, consumo, extravagancias. El salmo primero acierta con su  sencillez: dichoso el hombre, la mujer, que ha puesto su confianza en el Señor, que tiene como gozo la ley del Señor. El gozo en el Señor es su fortaleza.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *