Días primeros

1 de febrero
Viernes III

Hb 10, 32-39 Recordad los días primeros

Llenos de luz, llenos de paz, llenos de amor, llenos de ti. Con el corazón inundado, con el rostro resplandeciente, con la mirada embriagada, con el ánimo ardiente, con la vida entregada. Que el recuerdo, Señor, actualice el amor verdadero. Tú paseando por el jardín de mis delicias, en amistad y cercanía. Volver al inicio para acercar el final.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Días primeros”

  1. Señor, mi deseo es vivir siempre fiel a la promesa que nos haces.
    No perder la confianza, perseverar en todo, pese a las dificultades que la vida nos va dando.
    ¡¡Sé en Quién, he depositado mi vida!!

  2. Purifica mi alma para que pueda recibirte como la primera vez
    Quítamelo todo y déjame contigo
    Devuelve mis ojos al mundo al que pertenecen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *