Día del Señor

27 de enero
III domingo

Nehemías 8, 2-4ª.5-6.8-10 Hoy es un día consagrado a nuestro Dios

Con sol, con lluvia, con calor, con frío, con e3l corazón abatido o saltando como un cabritillo, despierto o soñando, abierto a Ti o cerrado, hoy es un día consagrado a nuestro Dios, es tu día, Señor, y sólo debería vivir para ti, cada instante, cada minuto, cada hora, sin distracción, sin dilaciones. Que todo mi ser se convirtiera en alabanza de tu gloria, que nada ni nadie me hiciera olvidar que es día de resurrección, que de ti recibo la salvación.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Día del Señor”

  1. ¡¡Que invitación más bella nos haces a estar atentos, a lo que nos dice hoy la Palabra de Dios!!
    Con que ardor debo de recibirla, transmitirla, hacerla vida en mi.
    ¡Ayúdame Señor, a vivid en plenitud éste día consagrado a Ti!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *