Desolación

24 de noviembre
Martes XXXIV

Lc 21, 5-11 Esto que contempláis, llegará un día que no quedará piedra…

No quedará piedra sobre piedra, pues todo pasa, solo Tú permaneces. Solo tu Palabra es eterna, más estable que el cielo. Solo tu misericordia pasa de generación en generación. Sin embargo vivimos y actuamos, tan a menudo, como si lo provisional fuera duradero, como si lo temporal fuera eterno, como si lo relativo fuera absoluto, como si lo inmanente fuera trascendente. Y llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra. Solo los que te hayan reconocido en lo que no es sabrán que tú eres, Señor.

 11.24

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *