Desnudos

9 de febrero
Jueves V

Gn 2, 18-25 Los dos estaban desnudos

desnudo nací del vientre de mi madre. Desnudo volveré a la tierra. Y mientras tanto, pura ilusión. ¿Me llevaré a la tumba todo lo acumulado? ¿Qué será de los saberes, de los poderes, de los prestigios, de las imágenes, de la vanidad? ¿Dónde quedará todo? Nada y vacío, en la tumba. ¿Qué será del amor, de la fe de la esperanza? Solo en ti descansa mi alma, porque de ti viene la salvación.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Desnudos”

  1. Por esto no tiene sentido en la vida ir acumulando bienes, sino valores. Que son los que realmente nos acercan a la verdadera Vida en nuestra partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *