Desnudo

20 de septiembre
Viernes XXIV

Tim 6, 2-12 Sin nada venimos a este mundo, sin nada nos iremos de él

Y sin embargo, Señor, cuánto afán de ser más, de tener más de poder más, de abarcar más. Cuánta envidia, difamación, corrupción, polémica, controversia inútil, mezquindad de tentación. Cuánta codicia inútil. Cuánto espejismo en la riqueza, cuánta trampa, cuanta perdición y ruina. Recuérdame que soy nada, solo en ti. Pon en mi corazón la bienaventuranza de la pobreza, y dame la gracia de buscar esta felicidad, el tesoro que guardas tú.

09.20

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Desnudo”

  1. Desnúdame
    pierde mi ser
    en la inmensidad
    de tu cielo vacío
    de tu campo oscuro
    del momento en que te escribo

  2. ¡¡Los vienes materiales no nos harán felices nunca!! Pero si nos dará la felicidad, la entrega, la solidaridad, el reconocer nuestra desnudez sin Dios, Él nos llena de lo necesario para ser felices en el mundo sin acumular nada.

  3. En varias ocasiones he perdido todo lo material, quítame ahora aquello que entorpece nuestro encuentro: la soberbia, la ira, el orgullo, la vanidad y la pasión desmedida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *