Descanso

27 de julio
Viernes XVI semana

Ex 20, 1-17 El día séptimo es un día de descanso, dedicado a nuestro Dios

Al concluir la creación, la obra de la vida, donde se manifiesta tu amor y tu deseo de redención para hombres y mujeres a lo largo de la historia, descansaste. Descansar el día séptimo, como tú lo hiciste, es recordar que el fruto de nuestro trabajo tiene en ti su fuente y su fin; que no lo podemos todo; que tú estás creando en nosotros. Lo podemos recordar cuando paramos y te dedicamos un tiempo. En el hemisferio norte se acercan los días de vacaciones de verano. Que nuestro ser, nuestro tiempo, y nuestro descanso aquellos que lo tengamos, estén dedicados a Ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *