Desairar

5 de febrero
Viernes IV

Mc 6, 14-29 El rey se puso muy triste, pero por el juramento y los invitados no quiso desairarla.

El qué dirán hace rodar la cabeza de San Juan Bautista.  Herodes, Herodías, Salomé…El qué dirán en vez de el qué dirás Tú, Señor. Poner como criterio de discernimiento, de actuación, no tu voluntad si no lo que los demás puedan pensar, las reacciones del prójimo, las apariencias. Vivir esclavo de la opinión ajena, ser esclavo de la propia imagen, no de la imagen que tú has puesto en mí. Un episodio tal actual.

 02.05

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Desairar”

  1. Cuando nos hacen ver nuestro pecado, nos molesta.

    Juan Bautista murió por denunciar algo que no era licito: Herodes lo reconocía como justo,pero le faltó coherencia y no supo escuchar esa voz que te dice ¡¡Vas mal!!

    Cuánto nos cuesta ser coherente y no mirar el que dirán los demás, para mí es una lucha constante y trato de no tener pudor en ello.

    ¡¡Primero Dios!!

    Un abrazo Josefa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *