Debilidad

23 de julio
Domingo XVI

Rm 8, 26-27 El Espíritu acude en ayuda de nuestra debilidad

Y en nuestra debilidad tu Espíritu, Dios que te hiciste débil para fortalecernos, nos hace fuertes. Entonces nuestros corazones frágiles se transfiguran por el deseo de ti, de tu actuación en nuestras vidas, de tu presencia ardiente. Sé tú, Señor, roca mía, refugio mío, fortaleza mía. Dios mío, confío en ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Debilidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *