Debilidad

17 de julio
Domingo XVI
Rm 8, 26-27 El espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad

Tu espíritu, Señor. El espíritu de prudencia y sabiduría,  el espíritu de consejo y valentía, el espíritu de ciencia y temor del Señor. Tú conoces mis debilidades, y por ello me vienes a asistir, a fortalecer, a consolidar con la fuerza de tu Espíritu. Pues sin ti nada soy, Señor. En mi debilidad tú me haces fuerte.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Debilidad”

  1. “fuera de ti no hay otro dios“ Tú nos cuidas con benevolencia y con paciencia nos aconsejas y nos guías, nos muestras el camino cuando la cizaña crece y la tormenta se hace fuerte. Tú desde lo alto de los cielos y en lo profundo del abismo, tú en lo más profundo de mí.

  2. Señor, aumenta mi confianza, mi fe, mi esperanza.
    Para que en los momentos difíciles, y buenos de mi vida, siempre me ponga en tus manos.
    ¡¡Gracias Señor, por venir siempre a socorrerme!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *